Predicar con el ejemplo. La Fábrica "Cero Residuos al Vertedero" de NESTLÉ®

Miercoles, September 7, 2016

La fábrica de Minor´s en Cleveland ha logrado un hito: Ahora es una fábrica de "cero residuos al vertedero". Conozca cómo NESTLÉ® PROFESSIONAL® está mejorando la eficiencia y la sustentabilidad. Compartimos sus valores.
©iStockphoto.com/Smileus/JFsPic

La fábrica de MINOR´S® en Cleveland da muchas razones a NESTLÉ® PROFESSIONAL® para presumir. Nosotros producimos algunas de las mejores bases, salsas espesas, concentrados de sabor, y salsas en la industria de alimentos, ofreciendo soluciones de sabor que son utilizadas por chefs profesionales en todo el mundo. Sin embargo, más allá de la consistencia, seguridad y soluciones de sabor, ser parte de la familia Nestlé también significa contratar a los mejores talentos, tener los mejores socios y proveedores, y utilizar sólo ingredientes de primera calidad en nuestros productos. Hacemos todo esto con integridad: trabajando duro para sustentar los recursos globales y locales, reducir nuestra huella ambiental, y operar como una organización socialmente responsable.    

Estos esfuerzos comenzaron hace años en la fábrica de Minor’s en West 25th Street en Cleveland. Durante años, nos hemos asociado con nuestros proveedores e implementado políticas que ayudan a reducir los residuos en todos los aspectos de nuestro negocio, desde envases hasta reciclaje, desde sistemas de refrigeración y calefacción eficientes en nuestras oficinas y fábricas hasta temporizadores en las luces de los edificios. Como compañía, Nestlé constantemente monitorea y mejora los procesos de fabricación para minimizar el consumo de agua y reducir las emisiones de carbono. Estamos orgullosos de contribuir a preservar el mundo en el que todos vivimos y trabajamos. 

A principios de 2015, NESTLÉ® PROFESSIONAL® cruzó el último obstáculo, cuando West 25th Street se convirtió en una fábrica de "cero residuos al vertedero". Éste fue un paso importante para predicar con el ejemplo y aumentar constantemente nuestros esfuerzos para mejorar la eficiencia y la sustentabilidad de nuestra operación. Los equipos ambientales se reunieron para identificar nuevas oportunidades y proyectos de reciclaje para la fábrica, más allá de las soluciones probadas existentes. Estos equipos investigaron varias alternativas para los materiales que quedan en los compactadores después de que se retiran los demás materiales de desecho. Después de un cuidadoso estudio, los equipos determinaron que la mejor manera de eliminar la última parte de los residuos restantes era incinerarlos y convertir dichos residuos en energía.

Este proceso quema la basura en un incinerador de alta eficiencia que casi no produce contaminación. El calor del proceso de incineración produce vapor, que alimenta los generadores y produce electricidad que realmente podemos vender de nuevo a nuestro proveedor de servicios públicos. Si bien el proceso cuesta aproximadamente lo mismo que un vertedero (nuestros costos de transporte sí aumentan), lo importante es que no estamos contribuyendo a los vertederos, lo cual es mucho mejor para nuestro ambiente y vale los costos adicionales.